Como cocinar las coles de bruselas

Como cocinar las coles de bruselas

Coles de Bruselas svenska

Durante décadas, las coles de Bruselas han tenido mala reputación. Pero las formas en que se cocinan ahora darían envidia a cualquier verdura: asadas con miel y harissa hasta que estén crujientes; salteadas con salchichas y cubiertas con cebollas rojas encurtidas; rociadas con nata y horneadas con queso hasta que estén espesas y burbujeantes. He aquí cinco métodos sencillos para cocinar las coles de Bruselas, que son más versátiles que las verduras e igual de deliciosas.

El camino hacia los deliciosos platos de coles de Bruselas comienza con los propios brotes. Pueden mantenerse frescos en el frigorífico hasta una semana y media, por lo que son buenos candidatos para tenerlos a mano.

No es por jugar a los favoritos, pero asar las coles de Bruselas puede ser la mejor y más deliciosa manera de prepararlas. Cuando se exponen a un calor furioso, se caramelizan, se ablandan lo justo y se vuelven imposiblemente crujientes.

Piensa en el salteado de las coles de Bruselas como la preparación de entrada, el método que te enganchará. Esto se debe a que las coles de Bruselas se llevan especialmente bien con el sabor ahumado de la carne de cerdo curada, y aunque no es necesario utilizar carne aquí, no querrá volver atrás una vez que lo haya probado. Es esencial tener una sartén lo suficientemente grande, para que las coles tengan la oportunidad de dorarse por un lado antes de humearse y convertirse en papilla.

  Como quitar manchas de aceite en ropa oscura

Coles de Bruselas Kung pao

Lo creas o no, este es un plato de acompañamiento vegetal que los niños aprueban. Servimos las coles de Bruselas asadas con chuletas de cerdo a la parmesana o con pollo crujiente, ¡y los niños se las comen!

Esta receta de coles de Bruselas asadas cambiará para siempre tu forma de ver estas pequeñas verduras redondas.A tus hijos les encantarán, a tu pareja les encantarán y a ti te encantará lo sencillas que son.

PREPARA. Coge tus coles de Bruselas lavadas, y asegúrate de que los extremos están recortados y las hojas amarillas (hojas exteriores) están todas retiradas. Puedes mantenerlas enteras o cortarlas en mitades, según tu preferencia.

CUBRIR. Colócalas en una bolsa ziplock con el aceite de oliva virgen extra, sal kosher y pimienta. Llama a tus hijos a la cocina para la siguiente parte: les va a gustar ayudar con esto. Pásales la bolsa y pídeles que la agiten hasta que las coles de Bruselas queden cubiertas por el aceite de oliva.

El tamaño de las coles y el nivel de crujiente deseado afectarán al tiempo de cocción a distintas temperaturas. Asegúrese de vigilar de cerca durante los últimos minutos de asado, ya que se dorarán y quedarán crujientes rápidamente.

Coles de Bruselas al ajo

Hay muchas maneras de cocinar las coles de Bruselas.  Puede ser tan simple como asarlas en un horno caliente, o tan creativa como añadir tocino, manzana o arándanos agrios a la mezcla. Esta versátil hortaliza se convertirá pronto en una de sus guarniciones favoritas.

Además de su sabor, son muy saludables. Ricas en muchos nutrientes, como el folato, el manganeso, la vitamina B6, la fibra dietética, la colina, el cobre, la vitamina B1, el potasio, el fósforo y los ácidos grasos omega-3, estas verduras crucíferas son también excelentes fuentes de vitaminas C y K.

  Cómo es la picadura de una garrapata

Si te gusta “chamuscar” tus coles, te encantará el sabor de las coles de Bruselas frescas salteadas a la perfección. Añada un poco de aceite de oliva y algunos condimentos de su elección, y podrá convertir las coles de Bruselas ordinarias en algo extraordinario.

Gracias al sabor natural de las coles, todo lo que necesitas para complementar el sabor existente es un toque de aceite, sal, pimienta y una pequeña cantidad de zumo de limón. Saltearlas a fuego alto hará que se doren ligeramente por fuera, pero manteniendo el interior húmedo, firme y, como has adivinado, absolutamente delicioso.

Coles de Bruselas asadas

¿Qué opinas de las coles de Bruselas? ¿Las amas o las odias? En los últimos años, siento que se han vuelto más y más populares, ¡y no podría estar más feliz por ello! Las coles de Bruselas son unas de mis verduras favoritas del otoño: son frescas y sanas, pero también sustanciosas, y combinan bien con todo tipo de condimentos. Pero, en mi opinión, la clave para amar las coles de Bruselas es prepararlas de la manera correcta. Nadie pide más coles hervidas o al vapor, ya que suelen ser amargas y tienen una textura blanda poco apetecible.Así que si todavía no te convence, prueba esta receta de coles de Bruselas asadas. Salen del horno con el centro dorado y las hojas exteriores crujientes. A mí me encantan directamente de la sartén, pero cuando se aderezan con este sencillo condimento de limón, tomillo y parmesano, ni siquiera los más escépticos de las coles de Bruselas pueden resistirse a ellas.

  Test de ovulacion como test de embarazo

Cómo cocinar las coles de Bruselas¡Hacer coles de Bruselas al horno perfectas y crujientes es fácil! Esto es lo que tienes que hacer:Primero, recorta y pica las coles de Bruselas. Corta y desecha los tallos secos o leñosos de la parte inferior de las coles. A continuación, corta las coles más grandes por la mitad, dejando las más pequeñas enteras. Procura que todas las verduras tengan un tamaño similar para que se cocinen de manera uniforme.

Cordero Canales Aitor

Soy Aitor Cordero y me apasiona probar diferentes recetas, me gusta estudiar posibles mezclas para experimentar nuevos sabores. Obviamente todo esto teniendo en cuenta las ventajas de cada plato, trato de llevar una vida saludable, por lo que intento cuidar siempre lo que como.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad